Vacaciones con mascotas

Vacaciones con mascotas

Las vacaciones y las mascotas no tienen por qué estar reñidas desde ahora. Con esta guía básica que hemos preparado para ti, podrás disfrutar de todo aquello que quisiste hacer en el verano junto a tu inseparable amigo. Si sigues nuestros consejos y te aseguras de cumplirlos, tu mascota también podrá ser un integrante más de tu divertido viaje. No la dejes en casa.

Uno más de la familia

Si no quieres dejar a tu perro o tu gato atrás en estas vacaciones, lo mejor es que planifiques tu alojamiento con tiempo suficiente, siempre previendo que el lugar oferte la posibilidad de registrarte con mascotas. Algunos portales te permitirán conocer las mejores opciones en este sentido.

Antes de salir de casa…

Además de las maletas, el pasaje y el pasaporte, no te olvides de contar con analgésicos, antinflamatorios, antiparasitarios, solución para limpiar los oídos, gasas, antidiarreico, cartilla sanitaria, y agua oxigenada. Cualquier precaución es poca, y si se trata de asegurar el bienestar de tu mascota, te recomendamos además que visites al veterinario para obtener más información al respecto.

No descuides su dieta

Durante un viaje, es normal que nos descuidemos un poco con nuestra dieta, e incluso, nos atrevamos a probar algún que otro manjar exótico del lugar al que nos dirigimos. Sin embargo, con tu mascota, asegúrate de que esto no ocurra así. Cualquier variación que hagas en su dieta puede acarrear serios trastornos gastrointestinales. Para mayor seguridad, empaca una pequeña cantidad de su dieta habitual.

¿Viajas en coche?

Los viajes largos en coche suelen ser muy emocionantes, pero cuando se trata de tu mascota, debes tener en cuenta el uso de rejas de separación, arneses o trasportines que garanticen la seguridad de tu amigo tan especial. Además, asegúrate de que se encuentre hidratado, no te olvides de realizar una parada cada cierto tiempo para que pueda hacer sus necesidades, y cuidado con la otitis y la conjuntivitis.

¿Viajas en tren?

La mayoría de los trenes establecen un máximo de 10 kg de peso para los gatos y perros que viajan con sus dueños. En estos casos es imprescindible el uso de un trasportín, y en la medida de lo posible, asegúrate de no dejar sola a tu mascota. Cualquier conducta inadecuada dentro del tren podría terminar arruinando tus vacaciones.

¿Viajas en barco?

Si has experimentado situaciones en las que tu perro se marea con facilidad cuando se encuentra dentro del coche, imagina cómo se sentirá si decides viajar en barco. Para solucionar esto, nada mejor que contar con un producto especial para el mareo. Además, ten en cuenta que, generalmente, los barcos establecen una habitación aparte para los animales de compañía, por lo que no estarás cerca de él la mayor parte del tiempo.

¿Viajas en avión?

En el caso de los aviones, las aerolíneas estipulan un peso máximo de 8 kilogramos para las mascotas (incluyendo el trasportín) si queremos que viajen con nosotros en cabina. De lo contrario, deberá viajar en la bodega. En cualquier caso, nunca utilices sedantes para tranquilizarla, pues no podrá sostenerse adecuadamente y llegará a sufrir lesiones por el movimiento del avión. Ten en cuenta además que podría sufrir afectaciones digestivas.

Al llegar al destino…

"Puede suceder que tu mascota se encuentre algo reacia y reservada una vez que arribes a tu destino vacacional", nos dicen desde animalespedia.com. "Recuerda que, en ese momento, se está enfrentando a un lugar totalmente nuevo para ella. Trata de calmarla con caricias y proveer un ambiente favorable para que pueda desinhibirse. Además, si viajas al campo, ojo con los mosquitos y las garrapatas. Si notas algún signo de intoxicación, acude de inmediato a un veterinario", nos aconsejan desde el portal especializado en animales. 

Las mascotas también tienen equipaje

Una de las mejores maneras de asegurar que tu mascota se aclimate al nuevo lugar es llevar sus juguetes preferidos y el colchón o la mantita donde duerme regularmente. Cualquier elemento que le resulte familiar le permitirá sentirse tranquila más rápidamente y adaptarse al cambio con naturalidad.

Bonus: Si no puedes viajar con tu mascota

Todos estos consejos te servirán en caso de que las condiciones sean adecuadas para viajar con tu mascota. No obstante, si el destino al que te diriges o el motivo de tu viaje te impiden llevar a tu mejor amigo contigo, lo más recomendable es que optes por dejarlo en un centro especializado. Antes de partir, permite que se familiarice un poco con la instalación y no te olvides de esclarecer cualquier detalle importante concerniente a su alimentación y cuidados específicos.

Compártelo en tu red social:
Más en Mascota Hogar:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook